Vuelo entre risas y sueños (NYC 2: Ganando horas al día)

[Capítulo anterior: Volando voy…¿Es usted un terrorista? Noooo!!… Abróchese su cinturón (NYC 1: SeguridaZ a tutiplén)]

La única alternativa a estas alturas es seguir en el avión.

El ritmo a bordo, hasta el momento, es frenético. Embarcamos. Despegamos. Nos dan algo de beber (mesa para abajo). Lo recogen (mesa para arriba). Recibimos los formularios (para abajo), nos reímos a mi costa. Llega un pequeño sueñecito intercalado con lo que me cuenta Carmen de unos inventos, variopintos y absurdos, a la venta en la revista Sky Mall (para arriba). El siguiente lo dejo como muestra (si alguien está interesado, sólo tiene que preguntar). ¿Quién no se ha planteado alguna vez en un vuelo, comprase un dispensador de papel de cocina con sensor óptico al increible precio de 60$?

dispensador papel skymallTowel-Matic online

El ritmo que no cesa. Llega la comida, literalmente: “Ensalada fresca de temporada con pepino y zanahoria, aderezada con una vinagreta”; elegimos como principal la “pechuga de pollo asada con salsa de hierbas, acompañada de palitos de zanahoria, judías verdes y dados de patata asada”; además “pan, mantequilla, queso y galletas saladas”; y “galleta de jengibre” de postre (mesa abajo). A dormir (mesa arriba) con prueba fotográfica incluida abajo. Poco más de una hora después llega la azafata de turno: “¿/sone tu tdrink?/?” La pregunta la acompaña de una sonrisa, tan “forzada” como grande y graciosa, cada vez que la formula a lo largo de todo el pasillo (mesa abajo) nos echamos a reír y nos atrevemos a imitarla -imposible estar a su altura, la prueba de abajo lo revela-. Nos dan un helado como “tentempié de mitad de vuelo” -así lo llaman aunque algunos queremos no tenernos- (seguimos abajo). Vuelta a los sueños (arriba). Una horita más y llega el “refrigerio de la tarde: pizza vegetariana caliente con espinacas y ricotta + una galleta” (abajo). El avión empieza a descender (arriba). La cosa se calma. Aterrizamos en el JFK. El vuelo ha durado sólo 3 horas, cosas de las diferencias horarias.

echando un sueñecitosonrisa de azafata

Por un momento, me he sentido como Coyote Dax cantando su clásico “Arriba, arriba, abajo, abajo….mueve la cintura adelante y para un lado…”-

[Póximo capítulo: NYC 3: Recepción made in USA]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: