New York City 5: Más que Soho

[Capítulo anterior: NYC 4: Puentes que unen: Brooklyn, Manhattan, Halloween
Primer capítulo: Volando voy…(NYC 1: SeguridaZ a tutiplén)]

Amanece en nuestro Sohotel (foto habitación). Lo malo que tiene no tener el desayuno incluido es que toca buscar un sitio al levantarse. La zona en que se encuentra el hotel está llena de tiendas pero hay pocos sitios en los que desayunar algo. La suerte nos sonríe. Una manzana antes de llegar al Café Gitane, nos encontramos un sitio que tiene buena pinta y bastante estilo. El Café & Catering en Prince Street (foto de abajo). Sirven zumo de naranja natural, café de verdad -no americano- y rica bollería.

cafe and catering en prince street

Ya que nos encontramos en este barrio, decidimos hacer el circuito a pie que la lonely planet recomienda. Hay pocas cosas que ver de interés al margen de las tiendas. Nada más empezar nos encontramos la antigua iglesia de San Patricio. Es bastante bonita, merece la pena entrar a verla.

Muy cerca esta McNally Robinson Books. Una librería alternativa donde se pueden encontrar buenos libros, guías de Nueva York, una cafetería con wifi y unos cuartos de baños empapelados como si estuvieras en un bosque y con sonido ambiental de pájaros incluido.

escena callejera en soho

Luego nos quedan tiendas y más tiendas. Algunas originales, otras bonitas, otras curiosas, otras caras, otras de lo más cool… Tiendas y escenas callejeras hasta la hora de comer. Acudo a mi biblia viajera y comienza la búsqueda. Es un poco tarde, son casi las cuatro y los sitios de la guía ya no sirven comida o están cerrados. Algunos restaurantes han dejado de existir. Al final sucumbimos ante la puerta de un McDonalds después de haber atravesado una zona un poco “fea” y “deprimida” de Chinatown. ¿Que puedo decir de la comida? McDonalds. Es igual en todas partes.

Después de entrar en calor, bajamos hacia Chinatown con el propósito de ver a los chinos jugando a las damas en Columbus Park. De paso entramos en el Templo Budista en Mott Street, cerca de Confucius Plaza.

(jugando a las damas chinas)

Es jueves. Si mañana queremos ir al concierto de Josh Rouse, hay que sacar las entradas. El teatro está al norte de Union Square. Es un largo paseo a lo largo de Lafayette Street y Broadway. Entramos en alguna que otra tienda lujosa. Pruebo una tarta de queso en una de esas tiendas que anuncian tener la mejor de todo Nueva York, Eileen’s Cheese Cake (nº 17 de Cleveland Place). No esta mal pero ¿la mejor? Antes de llegar a Union Square nos cruzamos con la Iglesia de Gracia y nos aventuramos en el interior de una tienda de disfraces en el 808 de Broadway (www.newyorkcostumes.com). Es una tienda enorme, con cientos o miles de disfraces, caretas, accesorios… Muchas de las cosas que vimos desfilar la noche anterior parecen sacadas de aquí. Algunas de ellas parecían trabajados y artesanales disfraces. Nada más lejos de la realidad. Aquí hay de todo.

Ya en el teatro resulta difícil hacerse con las entradas. Los gorilas de la puerta no tienen ni idea de que se pueden adquirir hoy. Tengo que insistir tres veces y reiterarle que solo quiero comprar unas entradas para que deje de decirme que las cámaras fotográficas no están permitidas. ¿Pero si solo estoy en la puerta dónde se encuentra la taquilla? Misión cumplida. Con las entradas en el bolsillo volvemos a Union Square para coger el metro hasta Fulton Street.

financiero de nochede cena con pilar

Hemos quedado con Pilar para cenar (foto superior derecha) en los alrededores de Fulton Market. Desde la boca de metro, frente a la zona cero, nos da tiempo a recorrer parte del distrito financiero de noche (foto superior izquierda) y de la vista nocturna de Brooklyn y su puente desde el muelle de SouthStreet Port.

Elegimos un restaurante italiano, Il Brigante (214 Front Street; mapa). Con camareros inmigrantes, simpáticos y comida bastante aceptable. Nada del otro mundo. El tiramisú bueno y casero. Tocamos a 30 dólares por cabeza (incluyendo vino y postres; propina no incluida).

Camino del hotel me enfrento a mi segunda noche al volante del Chevrolet automático. Parece que la adaptación a conducir con un pie menos ha sido buena. La cómoda moqueta de nuestro hotel nos recibe. Hora de dormir. Mañana es viernes.

[Próximo capítulo: Nueva York desde el agua y concierto en midtown]
Anuncios

One Response to New York City 5: Más que Soho

  1. book hangzhou hotel dice:

    I know this web page gives quality depending articles or reviews and additional information,
    is there any other web page which provides these stuff in quality?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: