NYC 9: Día en las alturas

[Capítulo anterior: NYC 8: Hopper, guacamole y memoriales fotonocturnos (Washington D.C. 2ª parte)
Primer capítulo: Volando voy…(NYC 1: SeguridaZ a tutiplén)]

Amanece un bonito lunes de cielo azul. Nos hemos tomado el desayuno con tranquilidad. Tras el cristal del autobús, decidimos que es un buen día para subir primero al Empire State Building y al Top of the Rock después de comer, para disfrutar de una puesta de sol de altura.

vaquero-times-square-sDespués de tres días de paseos por la ciudad aún no conocemos Times Square, así que al llegar a Manhattan nos damos una vuelta. Ahí está el centro del mundo con su caos de luminosos con publicidad y espectáculos anunciados, con enormes pantallas, con su vaquero en paños menores en medio de la calle en pleno noviembre…

Bajamos por la Quinta Avenida hasta la entrada al Empire State Building. Un letrero anuncia el tiempo medio de espera y el grado de visibilidad desde el mirador.
Como vamos con el city pass, no tenemos que esperar la misma cola que todo el mundo. En el hall de entrada, un cartel explica las diferentes iluminaciones que coronan el edificio. En apenas cinco minutos, tras el preceptivo control de seguridad, ya estamos subiendo en el ascensor. Arriba hay que hacer trasbordo para coger el que lleva al mirador abierto. Aquí, además de hacer una cola de veinte minutos y de coger la audioguía, toca posar para la foto de rigor, con pantalla monocolor a las espaldas dónde luego colocaran el famoso rascacielos.

Son las 14.30 h. cuando tenemos la ciudad a nuestros pies. La contaminación lumínica solar sólo nos impide apreciar con nitidez el distrito financiero. Mientras rodeas el mirador, la audioguía te va contando, con historia personal de la narradora incluida, cada una de las diferentes zonas. Algunas decenas de fotos se vinieron conmigo. Mejor que hablen algunas de ellas.

distrito-financiero-desde-empire-state-s  manhattan-noreste-desde-empire-state-s

Después de una hora en la cumbre, buscamos algún vendedor de perritos y kebabs para comer algo. Nos lo comemos frente a la pista de patinaje sobre hielo que hay a los pies del Rockefeller Center, mientras esperamos nuestra hora de subida a su Top of the Rock (se puede elegir una hora al comprar la entrada).

pista-patinaje-rockefeller-center-nueva-york-1-s  pista-patinaje-rockefeller-center-nueva-york-2-s

Desde lo alto del Rockefeller Center se ve muy bien Central Park.

manhattan-vista-norte-desde-top-of-the-rock-central-park

Además, su Top of the Rock tiene la ventaja de estar menos masificado y ofrecerte inmejorables vistas del Empire State Building. La luz del atardecer cae sobre la ciudad.

manhattan-vista-sur-desde-top-of-the-rock-noche-s

Pasamos otra horita arriba. El frío empieza a hacer mella. Las manos se me congelan durante mi sesión fotográfica, que Carmen aguanta con “paciencia”.

 manhattan-vista-norte-desde-top-of-the-rock-nocturna-citybank-s

Volvemos a Times Square. Esta vez nos adentramos en su ambientación luminosa nocturna. Visitamos la tienda de Toys R Us para hacer un poco el mono y la de M&M’s para endulzarnos la vida. Cenamos italiano.

carmen-y-merce-tienda-mms-nueva-york-s  ruben-toys-r-us-nueva-york-s

La noche no da para más.

[Próximo capítulo: Día de museos]
Anuncios

5 Responses to NYC 9: Día en las alturas

  1. morgana dice:

    ummmm… que envidia de viaje!! Muy bonitas fotos además. Un saludo

  2. lucideces dice:

    todas están bien, menos la última? qué pinta ese “tío “ahí?

  3. rub dice:

    Es que Nueva York es bastante fotogénica, morgana.
    Está asumido que el tío ese de ahí lo es menos, lucideces. Pero como el blog es mío, hago lo que quiero, jeje.
    En este caso me vi obligado a hacer el mono…

  4. Sag dice:

    Una maravilla de fotos! Sí que me apetecería teletransportarme a NY! Cómo puedes recordar tantos detalles después de tanto tiempo, otros viajes y experiencias varias???

  5. rub dice:

    Sí que ha llovido desde entonces, sí. Jeje. Lo cierto es que sí que he olvidado muchos detalles y nombres. La guía y las fotos ayudan un poco a refrescar la memoria de aquello que hicimos…

    Teletrasportar emociones sí que es un hecho. Yo. en la medida de mis posibilidades, intento acercar aquí lo que veo dónde viajo. Pero claro, no es lo mismo que el sentido inverso, jeje.

    X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: